Viernes 23 de Octubre del 2020
 Facebook Totana Noticias
Totana Noticias

El agente de la Policía Local Alfonso Sánchez Martínez está al frente de este proyecto, un espacio para trabajar con los jóvenes en la prevención de conductas disruptivas - 16/10/2020

¿En qué consiste Aula Konecta y a quién va dirigida? 

Aula Konect@, es un proyecto pensado por y para los colectivos de chicas y chicos de la localidad de una edad comprendida entre 15 y 18 años. El objetivo es la creación de un espacio para la realización de actividades de ocio y tiempo libre saludables; la principal metodología de trabajo está basada en la búsqueda de modelos de referencia, como base del trabajo. Está estructurado principalmente, desde el punto de vista policial, en la prevención. 

Los menores, por su propia situación de desarrollo personal, se encuentran en un tapa muy compleja, en la que es necesaria la creación y consolidación de vínculos de confianza, como medio para poder entender y colaborar en sus conductas, reforzando las que pueden ser positivas e interviniendo en las que pueden suponer un problema para el propio desarrollo del menor. 

Aula Konect@, es el símbolo de esa imagen que, a priori, parece lejana, de la unión real, entre sectores jóvenes y la Policía Local.

 

- ¿Cómo surgió la iniciativa? 

La iniciativa surge desde la propia observación de las necesidades de estos colectivos, y es por medio de esa observación cuando se hace evidente una triste realidad: la falta de espacios de ocio alternativo saludable para los menores de estas edades. Desde el principio siempre he pensado que la principal herramienta del Policía Local es el sentido común, pero también lo es la cercanía, el propio conocimiento e integración que tiene la figura del Policía, dentro de la propia comunidad en la que desarrolla su labor. Desde este prisma, es difícil pensar en la idea de un policía con chicas y chicos que por su propia edad, tienen la transgresión, la crítica hacia lo que entienden como normas que ellos no han decidido o no han elegido, como un rasgo propio que puede definir la adolescencia, pero lo cierto es, que mediante la creación de estos vínculos de confianza a través de un trabajo continuado y en muchas ocasiones, difícil, se ha creado un grupo de trabajo formado en la actualidad por 27 chicas y chicos de la localidad.

 

- ¿Qué objetivos persigue? 

Básicamente el objetivo que persigue, es la promoción de los derechos y obligaciones que tienen los menores, por su propia condición, y además, servir de agente social en la calle, en ausencia de los padres o la comunidad educativa. El policía, con su labor, debe velar por el pleno desarrollo de todos los aspectos que puedan acaecer para que el menor tenga un desarrollo pleno, hasta su integración completa en la sociedad  adulta.

Cumpliendo esta premisa se realiza una importante labor de prevención, y en algunos casos, de intervención, ante conductas disruptivas o de riesgo que puedan ocurrir.

Si bien parece difícil pensar en un policía realizando esta labor, es cierto que por medio de este trabajo, se han conseguido resultados, que de otro modo, hubiera sido mucho más complejo, como por ejemplo, llegar hasta la detección, intervención y puesta a disposición judicial de diferentes individuos que supuestamente cometían conductas delictivas contra menores en la localidad. Tenemos que ser conscientes de que esa “brecha digital”, que tanto se nombra, es algo real, y no sólo es digital, para el colectivo de menores es difícil conectar con la sociedad adulta y esto, es algo recíproco para la sociedad adulta. Mediante el mantenimiento de estos vínculos de confianza, se consigue un acercamiento a la realidad de sus vidas, a sus problemas, a los asuntos que, en un principio, no suelen compartir con las personas adultas.

 

- ¿Qué actividades se han desarrollado en el marco de este proyecto y cuáles se van a desarrollar próximamente? 

Lo cierto es, que el trabajo que se quiere realizar en el aula es muy transversal y además plástico, tanto como lo son los adolescentes.

Siempre intento partir de los propios intereses de los menores, con el fin de que los contenidos y valores que podamos trabajar sean aprendizajes significativos para ellos.

Se han realizado tareas relativas a la prevención del acoso escolar, la violencia en todas sus formas, mediaciones para resolución de conflictos, visionado de películas con carácter concienciador... Como se ha mencionado antes, no existen límites en cuanto al tipo de actividad a realizar, desde talleres de cocina, hasta carpintería, o poesía. Creo firmemente en la transversalidad que ofrece cualquier actividad que se plantee, debidamente planteada.

- ¿Cuál está siendo la respuesta de los jóvenes?

Si hay algo de lo que me sienta profundamente orgulloso, además de poder ejercer mi labor dentro de esta localidad, es del grupo de trabajo. Desde el principio, la acogida fue muy buena, han participado casi la totalidad en las actividades que se llevan realizando desde noviembre de 2018, y mantenemos contacto, casi a diario, a través del grupo de redes sociales en el que se encuentran todos.

La verdad es que la acogida es buena, y espero lo siga siendo. Trabajo cada día para mejorar, y ellos me ayudan sin duda.

- ¿Qué proyectos hay a corto y medio plazo?

El proyecto más importante, es la consolidación de esta herramienta de cohesión y trabajo social y policial, como un lugar de referencia para los menores, como algo que debe ser suyo, y por tanto, debe ser dotado de más recursos y deben de sumarse más colectivos y profesionales implicados en el trabajo con menores con el fin de consolidar y darle la necesaria solidez a un proyecto tan ambicioso, como  apasionante. No hay que olvidar que la inversión más importante que podemos hacer como sociedad es sin duda en los menores, pues son el capital humano que representa al futuro inmediato de nuestra sociedad. Como proyecto inmediato, la prioridad es consolidar y blindar la iniciativa; una vez hecho esto, comenzar a planificar las actividades y eventos que tendremos (si el virus nos deja...) para la temporada 20/21, empezando por algunos talleres de grafiti, sesiones sobre prevención de adicciones (incluidas las tecnologías) y un sinfín de propuestas siempre desde el propio interés del Grupo. - ¿Cómo ha influido la irrupción de la crisis del coronavirus en el desarrollo del proyecto?

Como se puede presuponer, este virus ha supuesto un punto de inflexión global, pero lo cierto es que se han seguido las actividades.

Es necesario remarcar la grandísima labor que han hecho los profesionales sanitarios, Guardia Civil y Protección Civil, y en el caso que me ocupa, modestamente, creo que todos los miembros de la Policía Local, también.

El trabajo que se ha seguido con los menores ha sido casi el mismo, sin las sesiones presenciales en el aula, pero se han mantenido una media de dos videoconferencias semanales con todos los chicos, o se han realizado actividades participativas, a través de redes sociales como facebook o instagram, entre las que podemos destacar la realización de un libro, en el que cada uno de las chicas y chicos hablaba sobre su experiencia con el coronavirus. El libro se llamará “Mi vida con el coronavirus”, y es un gran ejemplo más del grandísimo potencial que tenemos, con los jóvenes de la localidad. Una de las bases de este trabajo con menores , es la continuidad, si bien se requiere mucho tiempo y una capacidad de adaptación a su modelo de vida. Es muy gratificante ver cómo no dejan de sorprender, gratamente, a cada instante.

- Como responsable del proyecto, ¿esperaba la acogida que está teniendo? ¿Qué balance puede hacer?

Es cierto que se ha conseguido crear algo que no existe en ningún otro lugar, pero se ha podido hacer, en primer lugar por la confianza que ha depositado en mí, tanto el Comisario Jefe de la Policía Local, como el alcalde y en definitiva, todas las profesionales de todos los ámbitos relacionados con el colectivo juvenil. Creo que una de las mayores gratificaciones que se pueden tener, tanto profesional, como a nivel personal, es poder realizar una labor con la que crees que estás aportando algo al conjunto de la sociedad.

En mi caso, elegí la opción profesional de la Policía Local, para intentar devolverle algo a la sociedad de todo lo que a mí se me había dado, para intentar ayudar, en la medida de mis pequeñas posibilidades a mejorar un poco la sociedad. La realidad es que este proyecto es una pequeña parte de todo el trabajo que se está realizando con menores, es quizás una parte visible, pero detrás de esto hay un sinfín de horas dedicadas a trabajar e intervenir con menores, sus familias y todos los agentes sociales implicados en estos colectivos.

Es desde esa perspectiva de contacto directo con las familias y menores, como se pretende realizar esta labor; de hecho todos los padres saben que estoy disponible cuando lo necesiten, más allá de horarios o fechas.

En definitiva, se trata de una nueva forma de entender y hacer entender la labor policial, hacia una vertiente más social y basada en la prevención e intervención desde las primeras etapas de la vida.

Lo cierto es que como poco, he aprendido mucho de las chicas y chicos del aula, me hacen ser mejor y esforzarme a diario.

En definitiva, a veces no es fácil comenzar un camino lleno de obstáculos, algunos muy cercanos, otros fruto de esa percepción errónea del trabajo policial, pero todo merece la pena cuando ves que de alguna forma está cambiando algo, poco a poco, al menos desde la perspectiva de ellos. Yo me siento muy orgulloso de todos los menores y sus familias con los que trabajo habitualmente, son el motivo por el cual no tengo horarios.

Y por ello, mi compromiso es el de seguir trabajando, día a día.

- En este tiempo de funcionamiento de Aula Konecta, ¿cuál es la mayor satisfacción que ha recibido?

La mayor satisfacción es la acogida de las chicas y chicos, esto es para ellos, yo solo estoy ahí como nexo, pero lo importante es lo que ellos quieran que sea el Aula, en lo que ellos quieran que se convierta. Es muy gratificante, saber que las chicas y chicos cuentan contigo. Creo que poder desempeñar esta labor en sí mismo, es la mayor satisfacción, aunque a veces, posiblemente se cometan errores.

- ¿Alguna anécdota o circunstancia curiosa o destacada en torno al proyecto?

Hay muchas anécdotas, pero hay una que me encanta repetir, las chicas y chicos saben de cual hablo. Me estoy refiriendo al proceso de elaboración de la canción insignia del proyecto: “AULA KONECTA- TDH.KBRA”.

Recuerdo que le dije a Sergio, me gustaría hacer un tema que cuando lo escucharas al menos te llamara la atención el aula, algo que resumiera un poco todo lo que pretendemos aquí, y al día siguiente me manda un whatsap y me dice: Fonsi, he hecho esto….,

¿valdría? Os puedo garantizar que cuando la escuché me quedé completamente emocionado, me dejó atónito, es increíble el potencial que tiene, tanto Sergio como todos los demás. El proceso de grabación del video también fue curioso, porque fue casi improvisado, y creo, modestamente, que para haber hecho todo, prácticamente sin medios económicos, el resultado es genial.

¿Qué lleva a un agente a enfrascarse en este tipo de acciones que se salen un poco de la imagen que los vecinos tienen habitualmente del trabajo policial?

Es una pregunta excelente y en el mismo enunciado, creo que se encuentra de manera implícita la respuesta. Precisamente, lo que se pretende es un cambio de creencias, se pretende desterrar esa idea de que la Policía no hace este trabajo, o sirve para otras cosas. La función social que hacemos es básica, acompañamos a los niños desde su etapa de Infantil hasta Secundaria, podemos ser un nexo de unión entre familia, escuela y sociedad muy importante. Es muy difícil cambiar las cosas, pero es ese el mensaje que yo les intento transmitir, les hablo de su vida usando muchas veces la analogía del lienzo en blanco, porque de eso se trata, de darles las herramientas necesarias para que ellos pinten ese lienzo en blanco como quieran, pero creo, sin lugar a dudas, que el acercamiento de la figura de la Policía Local, desde esta visión, además de pionera, es una gran inversión en el futuro.

- ¿Cuál le gustaría que fuera el futuro de Aula Konecta?

Pues me gustaría poder dedicar más tiempo y recursos, y que se fueran sumando más profesionales, con el fin de crear una verdadera alternativa de ocio saludable para todo el colectivo de menores de la localidad. En Totana hay muchos colectivos que ya llevan mucho tiempo apostando por los jóvenes, se están haciendo muchas cosas para ellos, pero el trabajo acaba de empezar; para mí es un orgullo y un honor, poder aportar un poquito a este proyecto, que lo hacen sin duda, las chicas y chicos del Aula.

Redaccion: totananoticias.com

























Totana