Martes 22 de Junio del 2021
 Facebook Totana Noticias
Totana Noticias

ENTREGA DE NOTAS. (Artículo de Aurelia García - Psicóloga ) - 09/06/2021

En la recta final del curso, quiero dirigirme a los padres y madres.

Son días de recoger las notas de nuestros hijos... casi como si fueran las nuestras.

No termino de entender por qué se ha puesto tan de moda negociar con las notas: "Si lo apruebas todo, te compro...", "¡si suspendes, estarás castigado!"...

No os compliquéis, en serio os lo digo, todo eso no forma parte de la educación que debemos dar a nuestros hijos. Todo es mucho más sencillo: las notas ya llevan incorporado el premio y el castigo. Si apruebas, tienes el premio de la satisfacción personal, el orgullo por un buen trabajo hecho y unas vacaciones muy bien merecidas; si suspendes, tienes el castigo de volvértelo a estudiar, de repetir curso y de sacrificar tiempo de vacaciones. ¿Os parece poco castigo?

Nuestros hijos no son un número. Educad a vuestros hijos en la responsabilidad, en valorar su propio esfuerzo (que no siempre queda reflejado en un número), en el respeto, en la humildad... No los eduquéis a través del chantaje, de los insultos, de las amenazas, de los castigos...

¿Qué hacían nuestros padres con nosotros, acaso nos compraban premios o nos castigaban por las calificaciones escolares? Nada de eso, todo era mucho más sencillo.

Tened en cuenta que las notas son el resultado de muchos factores, no sólo del tiempo invertido. Si vuestro hijo no supera algunas de sus asignaturas, es necesario averiguar qué le está pasando, qué factores están influyendo. No arremeted impulsivamente contra él con las típicas frases y comentarios negativos, que más que animar al estudio, lo único que hacen es desmotivarle aún más.

Nosotros tenemos que ser una ayuda siempre; no, un juez inquisidor.

Y otra cosa que me sobrepasa, que no soporto, es cuando a un buen estudiante le dicen el día de recogida de las notas: "Pero podría hacer más, podría sacar mejores notas...". Yo me pongo en el lugar de esa criatura y pensaría: "Haga lo que haga, siempre les va a parecer poco...". ¡Qué desastre! ¿Tan difícil es fijarse en los valores de ese alumno, elogiarlo por lo que es y no por lo que dice un número?

Por favor, valorad a vuestros hijos, da igual el número. Lo que le va a hacer grande como persona no es su calificación, sino vuestra aprobación y vuestro respeto y cariño.

 

¡Felices vacaciones! ¡Disfrutad de vuestros hijos!

 

Aurelia García – Psicóloga

http://aureliagarcia.blogspot.com

 









Totana